Policía Nacional justifica ascensos de cabo a segundo teniente

Posted by

La Policía aclaró que actuó apegada a la ley al ascender de cabo a segundo teniente a la joven Ismenia de los Santos.

“El artículo 83 de nuestra Ley Orgánica 590-16, que trata de los ascensos, establece que nuestros miembros podrán ser ascendidos de rango dentro de sus niveles respectivos, cuando hayan cumplido el tiempo mínimo de antigüedad en su grado en servicio y reúnan los requisitos académicos, disciplinarios, de eficiencia y eficacia, establecidos en esta ley y en el Reglamento de Ascensos de la Policía Nacional”, dijo el vocero Frank Durán.

Sostuvo que “en tal virtud, felicitamos a 11 jóvenes policías profesionales en diferentes áreas que fueron promovidos de cabos a segundos tenientes, incluyendo a nuestra agrimensora Ismenia de los Santos Polanco, quien previo a su reciente ascenso como oficial subalterna, tenía cinco años cumplidos en el rango anterior.

Aclaró que la nueva oficial, única agrimensora en nuestras filas, fue trasladada al Departamento de Ingeniería, donde utilizará sus conocimientos en la recuperación de bienes y propiedades de nuestra institución del orden público.

Señaló que su preparación académica, disciplina, tiempo en el rango y la actitud para cumplir con sus responsabilidades dentro de la institución son algunos de los aspectos que le otorgaron su merecido ascenso, al igual que sus otros 10 compañeros profesionales que junto a ella fueron promovidos al rango de segundo teniente.

“Se trata de 11 profesionales que ejercen la Medicina, Ingeniería, Contabilidad, Derecho, entre otras”, aseveró.

Calificó como “normal” que para quienes no están familiarizados con los reglamentos de la Policía Nacional, sobre todo en el tema de los ascensos, la promoción de la oficial Ismenia (de cabo a segundo teniente) puede generar diversos tipos de opiniones y reacciones; sin embargo, resulta penoso que, por el hecho de ser mujer, ella sea objeto de críticas negativas, sarcasmos y hasta pongan en tela de juicio su integridad moral solo por su apariencia física.

Indicó que la institución del orden siempre ha reconocido el valor indescriptible de la mujer en nuestras filas policiales, razón por la cual muchas de ellas desempeñan funciones administrativas de alta escala como directoras y encargadas de distintas dependencias del cuerpo del orden.

Cada una de ellas fueron tomadas en cuenta para asumir esas responsabilidades porque han sabido demostrar con su empeño, preparación, capacidad y disciplina, que su valor va mucho más allá de una buena presencia.

Comments are closed.