Perspectiva de las mujeres ocoeñas al congreso

Posted by

Por Nóbel Mejía

Vemos con ojos positivos el hecho de que las mujeres ocoeñas se integren en la lid política de cara al torneo electoral del próximo año, extrañados de que muy pocas han corrido por los cargos congresuales y ganado los mismos.  La historia sólo cuenta con la ex diputada Esther Mirelys Minyety en sus páginas y, si no mal recuerdo, ninguna ha aspirado o aspira a la senaduría.

En esta ocasión quiero analizar las posibilidades que, desde mi punto de vista, tienen las actuales precandidatas a la diputación. Antes de las líneas centrales debo poner claro que no creo en la denominada «CUOTA DE LA MUJER», disparate mayúsculo que relega dicho género a segundo plano. Las mujeres tienen los mismos derechos masculinos y, si vamos a asignar pocentajes, la cosa debe ser 50% – 50%. Sumarle a eso que no creo en regalos, la mujer tiene esos derechos ganados hace mucho tiempo y debe luchar tanto como el hombre para lograr conquistas.

Al momento de escribir sólo tengo conocimiento de la participación de Josefa Mejía, Esmeralda Mancebo y Daris Núñez «La Mariposa». Disculpas mil si existen otras y se produce un sesgo importante por no analizarlas.

Josefa Mejía: es la primera en lanzar oficial y públicamente su proyecto, específicamente por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Tiene la experiencia de haber sido precandidata para esa misma posición pero la soga fue cortada y la historia es conocida por todos. Actualmente forma parte del equipo de Temístocles Montás y tiene alguna afinidad con el presidente Danilo Medina, sobre todo dado el hecho de que está siendo impulsada por una ficha de esa corriente, Félix Bernabé Estrella Ovalles, ex gobernador y precandidato a la senaduría.

Mejía tiene a su favor los medios de comunicación afines al «estrellismo», plataforma sumamente interesante porque reúne pesos pesados de la comunicación local ocoeña, gente con mucha incidencia y sobrada capacidad para construir figuras e historias, así como hacer lo contrario. Desde luego, el arma es de doble filo porque, si Félix sucumbe, todo a su alrededor puede trastornarse.

Josefa tiene mucha milla en su partido y, por ende, asumimos experiencia política, contacto y conocimiento de las bases. Esa situación de por si puede colocarla un paso adelante pero, al mismo tiempo, hacer de ella una figura con mañas conocidas.

La señora Mejía es conocida en el municipio Rancho Arriba y, de hecho, procede de una familia tronco del PLD en esa comunidad. Eduardo Mejía, su hermano, fue alcalde y, creo, aspira nuevamente. Su otro hermano, Felín Mejía, es una aguerrido dirigente y militante de esa organización política. A propósito de la mención, se vincula a estos con el diputado Francis Mancebo.

Como puntos negativos tenemos el hecho de que, al parecer, está contando o apelando a la cuota de la mujer, una forma de rogar por la posición. Si no es su plan, plataformas comunicacionales afines venden esa idea. Creemos Josefa debe fajarse en el terreno para ganar la batalla, no el derecho que dijimos las mujeres ganaron hace mucho tiempo. Quizás eso obedece al conocimiento y aceptación de que cuenta con una «tasa natural» de rechazo en su comunidad y no tiene incidencia en toda la provincia. Se acusa que Josefa es un fantasma que aparece cada 4 años, justo antes de las elecciones, y su fundación es uno de los tantos adefesios que existen en nuestro país.

Mejía está en la lista negra, gente que traicionó en 2016 y mueve la cintura en todos los bailes. Se identifica con el famoso Temo y no creemos resulte en un ente de confianza para el presidente Danilo Medina. Temo es de Temo, aspira de nuevo y no hay que ser un genio para saber que, según cree mucha gente, está libre porque, frente al caso Odebrecht, dijo «saber cosas» y no tener miedo de soltarlas.

Aunque parece estar en proceso de construcción, me gusta la página web de la precandidata (http://josefamejia.com/index.php/josefa) porque en ella se puede leer un mensaje con una visión muy interesante y que denota el temple de una mujer que no se cansa de insistir en esto de llegar al Congreso de la República Dominicana.

Esmeralda Mancebo: es, sin lugar a dudas, la ficha femenina de la corriente Leonel Fernández. Todavía no ha realizado el lanzamiento oficial de su precandidatura y no cuenta con la experiencia de haber participado en torneos electorales. No tiene fichas claves locales que estén impulsando su candidatura, aunque se asume apoyo cuasi total del equipo leonelista. Su figura resulta atractiva en los círculos juveniles y muestra un alto nivel de formación política y de derecho, con profundas convicciones boschistas. Mancebo se destaca en medios nacionales de comunicación, espacios donde ha demostrado no tener miedo a decir lo que piensa acerca del estado de cosas.

La novel de las luchas electorales no tiene mañas conocidas, quizás por estar en su debut, y eso hace que tenga poca o ninguna tasa de rechazo. Es posible que no sea ampliamente conocida en toda la provincia pero no dudamos esté haciendo los contactos claves de lugar.

Esmeralda puede hacer un trabajo interesante en los espacios de la gente joven y el sector femenino que busca caras nuevas e ideas diferentes. Queda pendiente saber la maquinaria de arrastre que se moverá con ella. El sector Leonel puede concentrarse en un proyecto reeleccionista del diputado Francis Mancebo y cerrar un «corto capítulo» para la debutante.

Resulta agradable saber que esta muchacha no está apelando a la cuota de la mujer, más bien parece estar moviendo sus piernas y corazón en direcciones correctas.

Me gusta los espacios abiertos en las redes sociales por la joven abogada, politóloga y comunicadora. Le ayuda bastante el hecho de que los medios locales afines a Félix Estrella enfilen cañones hacia ella, sobre todo porque la importantizan, mantienen en la palestra pública y hacen ver como alguien a vencer.      

Daris Núñez: al parecer «La Mariposa» se presentará por segunda vez vía Alianza País. Tengo buenas referencias de su persona y, de hecho, fue mi vecina. No le conocemos experiencia política y activismo social pero el sólo hecho de presentarse por ese proyecto alternativo dice mucho de ella. Tengo un profundo nivel de respeto por la gente que piensa diferente a «la gran masa», sobre todo porque siento que son personas que respiran patria, les apena el sistema de cosas impuestas por los partidos tradicionales y tienen ideas revolucionarias.

Daris puede jugar un papel interesante en una coyuntura especial o sin ella.

En todo caso, aspiramos que las mujeres vayan al control de la cosa pública y vuelen más alto. Estamos a la expectativa y resultaría de gran gozo ver rostros nuevos buscando los cargos congresuales, las valientes que continuarán la historia iniciada por Esther Minyety y las que iniciarán la carrera tras las senaduría.

Suerte para Esmeralda, Josefa, La Mariposa y cualquier otra dama que entre al ruedo.

Comments are closed.