Marichal: “Elegí el número 27 por el Día de la Independencia Nacional”

Marichal: “Elegí el número 27 por el Día de la Independencia Nacional”

Posted by

Héctor Gómez
El 27 es un número que guarda una estrecha relación con el béisbol. Para Juan Marichal ese número significa mucho más: La independencia nacional. Es por ello que eligió ese número en su uniforme.

“Cuando me preguntaron qué número de uniforme quería usar, dije sin rodeos que el 27, debido al Día de la Independencia Nacional”, dijo Marichal al ser entrevistado en la emisión sabatina de “Z Deportes”, por Héctor Gómez, Orlando Méndez, Jorge Mota y Tenchy Rodríguez, vía telefónica desde los Estados Unidos.

Su niñez en Laguna Verde, Montecristi

Al hablar de su niñez, Marichal destacó la titánica labor de su madre en lo relativo a su crianza y formación, tras la ausencia paterna.

“Mi padre falleció cuando yo tenía apenas tres años y mi madre nos crió, mis dos hermanos mayores se graduaron y los demás nos quedamos en el campo”, expresó Marichal mientras narraba la sólida formación recibida de su madre.

“Mi madre siempre nos hablaba de que debíamos educarnos y formarnos en valores y principios. Recuerdo que una vez me fui con unos amigos a una finca a marotear y me dio una pela que nunca he podido olvidar”, indicó.

Asimismo, Marichal destacó las grandes cualidades como atleta de su hermano Gonzalo, quien lo motivó a jugar béisbol.

“Gonzalo era un superdotado, podía jugar con mucha calidad todas las posiciones, era dueño de un talento sobrenatural. Estoy seguro que hoy en día hubiese recibido un dineral. Creo que el bono más alto recibido por un jugador al firmar es de unos 5 millones de dólares; no tengo dudas de que a mi hermano habría que darle más de diez millones de dólares por firmar”, dijo.

Su paso por la Aviación Dominicana de la Fuerza Aérea Dominicana

Al narrar de la manera en que fue reclutado para formar parte del equipo de béisbol de la Aviación Dominicana de la Fuerza Aérea Dominicana, Marichal expuso que “mi primer torneo fue en 1955 con el equipo “Las Flores”, fuimos campeones nacionales. Luego formé parte del equipo de Manzanillo”, manifestó, mientras continuaba relatando.

“Recuerdo que luego de mi gran actuación en un partido, me llegó un telegrama de Ramfis Trujillo, yo estaba temblando. Fui donde mi madre y se lo mostré. Ella no me respondió de inmediato, pero al ver que llegó un segundo telegrama, me dijo: “mi hijo, a esa gente no se le puede decir que no”. Yo había recogido algunas de mis cosas en una funda, imagínense, no tenía un bulto donde echar mis cosas”, indicó.

Asimismo, Marichal manifestó que Ramfis Trujillo le había regalado cien pesos. “Nunca olvido que me regalaron 100 pesos, que yo nunca lo había visto en mi vida, me lo envió Ramfis. Esos cien pesos me duraron muchísimo”, sostuvo.

Su firma al profesionalismo

Marichal se desbordó en elogio hacia Horacio Martínez, quien lo firmó al profesionalismo. “Horacio siempre nos daba muy buenos consejos de cómo comportarnos, dentro y fuera del terreno de juego”, indicó.

Horacio Martínez, a quien le apodaban “El Rabbit”, fue un súper escucha de los Gigantes de Nueva York. En adición a Juan Marichal, también firmó a Felipe, Mateo y Jesús Alou, Manuel Mota, José Vidal Nicolás, Elías Sosa, Danilo Rivas, Ricardo Joseph y Julio César Imbert entre otros.

Horacio fue un formidable paracorto que nació un día como hoy en 1912, en Santiago de los Caballeros.

Comenzó a descollar en 1931, dando sus primeros pasos en el estrellato en las filas del conjunto “General Trujillo”, que realizó una gira por varios países de América.

A su regreso al país, ingresó a las filas de los Tigres del Licey, donde se lució por todo lo alto en las paradas cortas, recibiendo elogios de la prensa como “el más brillante short-stop dominicano”.

Horacio Martínez fue miembro de los New York Cubans, de Alejandro Pompez, y discutió el Campeonato Mundial de la Liga de Color en los Estados Unidos.

En el béisbol de Cuba, el de más calidad en las décadas del 30, 40 y 50, jugó por espacio de 9 temporadas para el Santa Clara, el Almendares y con los Rojos de La Habana.

En 1942, la prensa escrita (La Opinión) en una nota dice: “Horacio Martínez nos ha hecho vivir momentos de grandes emociones en nuestras más brillantes temporadas de baseball”.

Horacio Martínez es otro miembro de la “Legión de los Peloteros Olvidados”.

Su peculiar estilo de lanzar

Ante la pregunta de cómo adoptó su peculiar estilo de lanzar con las piernas hacia el infinito, Marichal manifestó que “yo copié ese estilo de Bombo Ramos, él era mi ídolo, mi inspiración. A lo primero lanzaba por debajo del brazo, pero luego mi coach me llamó y me preguntó por qué yo lanzaba por de lado del brazo, no quería decir que era por Bombo Ramos. Simplemente le dije que siempre había lanzado de esa forma, que me sentía cómodo”, dijo.

Mi coach me sugirió que tratara de lanzar por encima del brazo. Entonces, al hacerlo, era imposible hacerlo sin levantar las piernas, de ahí surgió mi estilo.

Su llegada a Estados Unidos. El racismo. Ligas Menores

Al hablar de su llegada a Estados Unidos para su primera temporada en las Ligas Menores del béisbol organizado, Marichal puso de manifiesto las vicisitudes que pasó.

“En el comienzo de mi carrera viajamos por primera vez a Florida, y cuando llegué me encontré con mucho racismo y yo quería regresar, pues no podía asimilar las desigualdades existentes entre los blancos y los negros. Siempre traté de estar donde me correspondía para no ser rechazado producto del racismo. Lo único que me daba fuerza para resistir era la promesa que le hice a mi madre de ser, no cualquier lanzador, sino el mejor”, dijo.

La clave de su resistencia

Ante la pregunta de cuál era la clave para lanzar tantos episodios, Marichal dijo que “pienso que me ayudó mucho el hecho de que yo caminaba casi ocho kilómetros diario de mi casa a la escuela. Bebía mucha leche de chiva y tumbaba muchos cocos”.

Su debut en Las Mayores y su histórico duelo contra Warren Spahn

Juan Marichal debutó el 19 de julio de 1960, lanzando una blanqueada de apenas un hit permitido ante los Filis de Filadelfia, el cual fue conectado por el bateador emergente Clay Dalrymple a la altura del octavo inning.

La labor completa de Marichal en su auspicioso debut fue la siguiente: 9.0 innings completos, un hit permitido, un boleto, 12 ponches.

Sobre el histórico debut, Marichal indicó que “en el primer inning estaba muy nervioso, casi no me sentía las piernas, pero luego del primer lanzamiento recuperé la tranquilidad y el resto es historia”.

Sobre el famoso duelo de 16 episodios protagonizado el 2 de julio de 1963 contra Warren Spahn y los Bravos de Milwaukee, Marichal narró con claridad meridiana el épico enfrentamiento.

“Mi catcher Ed Bailey me decía que no me dejara sacar. Spahn y yo nos enfrascamos un duelo monticular. En el inning número 15 le dije al manager que mandara a calentar otro pitcher. Retiré de 1-2-3 y luego, en el 16, miré al bullpen y vi que ya venía un lanzador a sustituirme y agarré mi guante y me mandé disparado a la lomita y gracias a Dios pude dominar los tres bateadores”, manifestó.

Luego añadió que “cuando hice el último out del inning, me quedé retrasado esperando a Willie Mays, quien era el primer bateador del siguiente inning. Mays me puso su mano derecha en mi hombro de lanzar y me dijo: “no te preocupes chico, esto se termina aquí mismo, señores, todavía estoy viendo esa bola elevarse e irse de cuadrangular como si la estuviera viendo ahora mismo”, significó Marichal, mientras los aplausos del staff de “Z Deportes” no se hicieron esperar.

Los casos de suspensiones por esteroides

Al abordar el tema de los jugadores dominicanos que han sido suspendidos recientemente por el uso de sustancias prohibidas, Marichal dijo sentirse muy apenada de esta situación.

“Honestamente me siento muy triste, apenado y hasta con vergüenza, no me explico como a este nivel estos muchachos caen en este tipo de situaciones. Pensar que estos muchachos vienen prácticamente de la nada y echar a perder su futuro y el de su familia por estar usando este tipo de sustancias, es una pena. Tenemos que borrar esa imagen de tramposos que tenemos ante el mundo”, explicó, al tiempo de señalar que “en mi tiempo lo que escuchaba era algo que le dicen “Grini”, pero no era para aumentar fuerza”, dijo.

La designación de su nombre al Estadio Quisqueya

Un tema que ha dado lugar a muchos debates es el relativo a la designación del nombre de Juan Marichal al Estadio Quisqueya.

Connotadas figuras, como el más influyente comentarista de República Dominicana, Don Álvaro Arvelo hijo, quien fue presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo (ACD) y varias veces Cronista del Año, entiende que el estadio debe llamarse “Estadio Juan Marichal”, en lugar de “Estadio Quisqueya Juan Marichal”.

Arvelo es el ideólogo de que se designara con el nombre de Juan Marichal al referido estadio. Ha mantenido una constante en prensa radial, escrita y televisiva para que dicha designación se haya materializado.

Abordado en esa tesitura, Marichal dijo: “Bueno, modestia aparte entiendo que debe llamarse Estadio Juan Marichal”, manifestó, al tiempo de agradecer a Don Álvaro Arvelo por esta gran iniciativa.

“Quiero agradecer públicamente a Don Álvaro Arvelo por ser el ideólogo de todo esto. No tengo como pagarle a Alvarito por todo el esfuerzo para que esto se lograra. En nombre de mi familia quiero agradecerle este noble gesto hacia un servidor, mi gratitud eterna para él. También le agradezco al senador de la provincia Elías Piña Adriano Sánchez Roa por empoderarse de la idea de Alvarito y llevarla al seno del congreso hasta convertirla en ley. Gracias a todos los que de una u otra forma aportaron su granito de arena para que esto se convirtiera en realidad”, dijo visiblemente emocionado.

Osvaldo Virgil, Manuel Mota y Johnny Ventura

Durante el desarrollo de la entrevista, sus compadres Osvaldo Virgil, primer dominicano en debutar en Las Mayores y Manuel Mota, dueño del promedio de bateo más alto de por vida en la pelota invernal dominicana, al igual que la destacada gloria artística Johnny Ventura, sorprendieron con sus respectivas llamadas a Juan Marichal.

Virgil, notablemente emocionado, narró la ocasión en que le recibió un partido sin hacerle señas a Marichal.

“Una vez le recibí un partido sin señas a mi compadre, por eso Marichal hacía los picheos rápido y los bateadores estaban reclamando”, expresó.

Asimismo, Virgil se mostró en desacuerdo con que el estadio lleve el nombre de “Estadio Quisqueya Juan Marichal”.

‘No estoy de acuerdo que se llame Estadio Quisqueya Juan Marichal. Yo coincido con Don Alvaro Arvelo hijo en ese sentido. Lo correcto debe ser Estadio Juan Marichal. Quisqueya nunca jugó pelota invernal”, acotó.

Manuel Mota, por su parte, habló de los años en que Marichal y él formaban parte del equipo de la Aviación Dominicana. En ese tenor, dijo que “recuerdo que cuando Marichal iba a lanzar en el equipo de la Aviación, Ramfis se daba cita para presenciar el partido, era un admirador de Marichal”, dijo.

Asimismo, Mota dijo coincidir con Don Álvaro Arvelo y con Osvaldo Virgil en lo relativo a que el estadio debe llamarse “Estadio Juan Marichal”.

En tanto que Johnny Ventura aprovechó su participación vía telefónica para manifestar públicamente su admiración hacia Marichal y lo orgulloso que se siente de compartir la nacionalidad con él.

“Estoy profundamente emocionado al escuchar a nuestra gloria deportiva Juan Marichal narrar esos momentos inolvidables. Ojalá cada joven dominicano siga su ejemplo de trabajo, de disciplina, de organización, de amor patrio y, sobre todo, de superación en base a principios y valores éticos y morales. Don Juan es un referente obligado y un paradigma a seguir en toda la extensión de la palabra”, dijo.

“Critico a los jugadores que hoy en día no juegan pelota invernal”

Sobre los jugadores que brillan por su ausencia en la pelota invernal dominicana, Marichal indicó que “eso yo lo critico, pues no hay nada mejor que mantenerse enfocado en el béisbol y llegar en óptimas condiciones a los campos de entrenamientos”.

Asimismo, sostuvo que “en mi caso, yo disfrutaba estar en la lomita. Siempre trabajaba duro para estar en forma”.

El incidente con John Roseboro

El incidente más famoso en el cual se vio envuelto Marichal, ocurrió en un partido celebrado el 22 de Agosto de 1965 con Los Angeles Dodgers. En este partido el bateador lider (lead off hitter) Maury Wills, recibió de parte de Marichal dos lanzamientos muy cerca de su cabeza. Luego, en la tercera entrada, cuando Marichal bateaba en contra del lanzador Sandy Koufax, el receptor de los Dodgers, Johnny Roseboro retornó la bola a Koufax muy cerca de la cabeza de Marichal , y la segunda vez le rozó la oreja, se intercambiaron palabras entre Marichal y Roseboro, y este se quitó la careta y la mascota y se puso de pie, para continuar el argumento. En ese momento Marichal le pegó repetidamente en la cabeza con el bate, causándole una herida que requirió unos 14 puntos. Marichal fue expulsado de el partido, suspendido por 9 días y multado con $1,750.00, tampoco se la permitió participar en la serie final contra los Dodgers. Roseboro demandó a Marichal en una corte civil y llegaron a un acuerdo en el cual Marichal debería pagar la suma de siete mil dólares. Eventualmente, Marichal y Roseboro se olvidaron su rencilla.

Al referirse a dicho incidente, Marichal indicó que “ese ha sido mi momento más difícil en mi carrera en las Grandes Ligas, es del único hecho del cual me arrepentí. Gracias a Dios, luego lo invité al país a jugar golf y gracias a Dios pude hacer las pases con John y su familia y cultivamos una bonita amistad. También luego pude reunirme con Sandy Koufax en Cooperstown a finales de los 80’s y zanjamos las diferencias. Eso me quitó un gran peso de encima, gracias a Dios”, acotó.

Dolores en la espalda y artritis crónica en 1970, debido a una reacción grave a la penicilina

Al hablar de los años que marcaron la postrimería de su brillante carrera, Marichal explicó que “fuí a Japón a entrenar. Allá se me desarrolló una infección en la garganta y me pusieron penicilina sin hacerme pruebas y eso me afectó. “El médico del equipo me vió las piernas y no creía que era reacción a la penicilina y me puso otra. Un día me levanté y recuerdo que tenía los brazos como una persona discapacitada, me salvé de milagros. Definitivamente, estoy vivo para contarlo”.

La famosa galleta de Petán a Rodgers

Marichal habló de la famosa galleta de Petán al importado André Rodgers. “Nunca olvidaré la temporada de 1958 con los Leones del Escogido y la galleta que le dio Petán Trujillo a Rogers. Recuerdo que al día siguiente Trujillo fue al estadio, me parece que fue la única vez que presenció un partido completo”, dijo.

Para edificar a los estimados lectores, me permito narrar la génesis que dio origen a la famosa gallega de Petán.

En un partido Licey-Escogido, Guayubín Olivo le dio un bolazo a Felipe Rojas Alou y éste consideró que fue ex profeso. Corriendo Felipe en tercera, Olivo lanzó un wild y Felipe se desprendió rumbo al plato, que fue cubierto por Guayubín. Felipe se tiró con clavos arriba y si Guayubín no deja el plato, lo hubieran lastimado.

Luego, en un partido Licey-Escogido, se presentó al Quisqueya Petán Trujillo y durante las prácticas abandonó el palco que ocupaba prácticamente pegado al dugout azul y descendió al terreno. El logró que Felipe y Guayubín zanjaran sus dificultades y el público saludó el hecho con nutridas ovaciones. Petán quedó un rato en el terreno conversando con jugadores y luego retornó al palco a presenciar el encuentro.

Un pitcher zurdo del Licey de nombre Bobby Smith le dio un bolazo a André Rodgers, el bahameño torpedero y antesalista del Escogido. Rodgers le marchó al pitcher azul pero la intervención de los jugadores de ambos equipos limitó el pleito a puras discusiones. Rodgers se fue a la primera base y, sorpresivamente, Petán Trujillo bajó al terreno y se dirigió a la zona de primera base. Qué se habló allí, qué se discutió, es algo que ignoro, pero lo que sí el público vio fue cuando Petán, por encima de Norman Larker, primera base del Licey, le tiró un golpe a Rodgers, a quien los árbitros, el propio Larker, contuvieron. El público quedó como una momia, pues jamás nadie pensó que esa sería la reacción de Petán.

Esa noche hubo corre-corre, pues los jugadores extranjeros, tanto del Licey como del Escogido, dijeron que no volverían al terreno y que se marcharían del país al día siguiente. Sólo la mediación hábil de Paquito Martínez contuvo a los jugadores extranjeros.

Como dato curioso, en San Isidro, Radhamés Trujillo ordenó preparar el batallón de tanques a que pertenecía, para ¿bombardear? el edificio de La Voz Dominicana. Petán Trujillo marchó a Bonao esa misma noche.

Otros tópicos tratados por Juan Marichal

– Entiende que Vladimir Guerrero será electo a Cooperstown en su primera oportunidad en el 2017.

– Mateo Alou era el bateador más difícil de hacerle out.

– Rechazaría ser nuevamente Ministro de Deportes.

– La exaltación de Pedro Martínez a Cooperstown lo llenó de mucho júbilo y orgullo. Dijo que la foto que están él y Pedro con la bandera en manos ocupa un lugar privilegiado en su casa.

– Ponderó a Danilo Rivas y Guayubín Olivo como extraordinarios lanzadores. Dijo que producto del racismo en esos tiempos no pudieron establecerse en Grandes Ligas.

Logros y lideratos conquistados por Juan Marichal

– Es el líder histórico en efectividad en la Liga Dominicana de Béisbol con 1.87.

– Fue seleccionado a 10 Juegos de Estrellas en Grandes Ligas.

– Es el lanzador dominicano con la mejor efectividad de por vida en Grandes Ligas con 2.89, con más triunfos (243), más juegos completos (244), más blanqueadas (52) y más innings lanzados (3,507.0).

– Fue el lanzador con más triunfos en la década del 60 en las Grandes Ligas.

– En seis ocasiones ganó 20 o más partidos, incluyendo 26 en 1968 y 25 en 1963 y 1966.

– En tres ocasiones lanzó 300.0 o más innings y en 1969 se quedó a sólo un out de las 300 entradas lanzadas para ser su cuarta temporada con 300 o más episodios lanzados.

– Líder en triunfos en 1963 (25) y en 1968 (26).

– Líder en efectividad en 1969 (2.10).

– Líder en juegos completos en 1964 (22) y en 1968 (30).

– Líder en blanqueadas en 1965 (10) y en 1969 (8).

– Líder en entradas lanzadas en 1963 (321.1) y en 1968 (325.2).

– Fue el lanzador que mejor proporción de hits por cada 9 entradas tuvo en 1966 con 6.7 (permitió 228 hits 307.1 innings lanzados).

– Fue líder en WHIP en 1966 (0.86) y en 1969 (0.99).

– Fue líder en bateadores enfrentados en 1963 (1270) y en 1968 (1307).

– Fue el lanzador más controlado o que mejor proporción de bases por bolas por cada 9 entradas tuvo en 1965 (1.4), 1966 (1.1), 1969 (1.6) y 1973 (1.6).

– Fue el lanzador que mejor proporción tuvo de ponches por cada base por bola otorgada en 1966 (6.2), 1967 (3.9) y 1968 (4.7).

– Lanzó un No-Hitter el 15 de junio de 1963 a los Colts 45 de Houston en el Candlestick Park ante 18,869 fanáticos. El partido sólo duró una hora y 41 segundos.

– Fue electo al Salón de la Fama de Cooperstown en 1983 con un porcentaje de 83.7% (recibió 313 votos de un total de 374).

– Su número 27 fue retirado por los Gigantes de San Francisco.

Comments are closed.