Mariano Rivera merece el 100% de votos

Posted by

Siempre hay un tiburón que gusta de asomarse a las costas, más que todo para asustar a bañistas. Y tal parece ser este el caso del periodista Bill Ballou, un veterano que ha osado afirmar que no le daría el voto a Mariano Rivera para ser elegido a Cooperstown, el martes próximo en las elecciones anuales que cuenta con sobre 400 papeletas.

Este columnista de Worcester Telegram and Gazette, afincado en Boston, aclaró, sin embargo, que en esta edición no emitirá ningún sufragio, lo que todavía mantiene probable que el mejor relevista de todos los tiempos, con 652 salvados y un 89.1% con los Yankees, sea el primero en 77 años de constituido el Salón de la Fama que reciba el 100 por ciento en la votación.

El rey es Ken Griffey, Jr., con 99.30%, con 437 de 440; mientras los lanzadores Tom Seaver, 98.84% y Nolan Ryan, 98.79%, siguen en el listado en donde los mejores latinos son Vladimir Guerrero, en 2018, con 92.89%; y Roberto Clemente, en 1973, con 92.69%, y coincidentalmente ambos defendían el bosque derecho.

De acuerdo a Ballou, que lanzó en las menores con más pena que gloria: 41-43 y ERA de 4.13, sin pasar de la Doble A, ningún cerrador debería ser inmortal por lo poco que trabaja; y que no tiene sentido que lo haga normalmente en la última entrada, sin nadie en bases, y se apunte el salvado al colgar el out 27.

Según él, los iniciadores y los taponeros largos son más meritorios, como olvidando que Mariano en 19 campañas con los Yankees ganó cinco Series Mundiales, y en cuatro le tocó poner fuera al final al rival de turno.

Asimismo, en 141 innings en playoffs solo permitió 11 carreras limpias, y su famoso cutter de entre 94 y 96 millas era infranqueable, rompiendo bates y desinflando el ánimo de cualquier bateador.

Además, es un ciudadano ejemplar, dedicado a pregonar la palabra de Dios y es el modelo perfecto de Yankee para todas las épocas.

Tenemos, pues, que Ballou ha querido llamar la atención a su costa y dentro de unos días nadie se acordará de él y de su necedad hervida por ser de Boston, infierno para los Yankees.

Comments are closed.