Johnny Báez: “Quiero verle sonreír y ver la luz de su mirada,  en sus ojos el sol de cada mañana.”

Johnny Báez: “Quiero verle sonreír y ver la luz de su mirada, en sus ojos el sol de cada mañana.”

Posted by

Por Frank Casado Arias
SAN JOSE DE OCOA.- ¿Alguna vez te has parado a pensar, si hay algo más bonito que la sonrisa de un niño?
Quizás pueda parecer una pregunta más, y es que estamos acostumbrados a darle demasiada importancia a cosas que carecen de ella, y con facilidad nos olvidamos de esos pequeños detalles que de verdad pueden hacer nuestra vida mucho más feliz.
¿Por qué no te detienes un momento y pensamos juntos? ¿Lo intentamos? en primer lugar, piensa en las cosas que realmente te hacen feliz. Seguro que encuentras muchas; quizás demasiadas, pero piensa también cuánto puede costarte esa felicidad, y lo que es más importante, ¿Cuánto puede durarte?
Con afirmaciones e interrogantes como éstas, me recibe el presidente de la Fundación Haz un Niño Sonreir.
.Johnny Báez quien desde muy joven vio la necesidad de ayudar al prójimo y observando el modo de vivir de la niñez Ocoeña, que en su mayoría, no expresaban ninguna sonrisa, le surge la idea de crear una fundación para ayudar a los niños a sonreír por lo que la nombra “Fundación haz un niño Sonreír” la cual ha brindado mucha ayuda a familias pobres de nuestro pueblo por el cual le ha llevado una sonrisa a los labios de los niños cuando reciben un regalo de parte de la fundación y de las manos de su presidente.
Residiendo desde el 1983 en Estados Unidos, Báez fue reconocido , entre los diez hispanos de mejor trabajo comunitario , por la Alcaldía de Jersey City en la celebración del Mes de la Hispanidad, en octubre de 2014, por su ardua labor a través de su fundación, la cual realiza decenas de actividades en beneficio de personas e instituciones de comunidades de new jersey y la provincia de Ocoa.
Lugares como El Pinar, Arroyo Hondo de el Naranjal, Sabana Larga Abajo, Sabana Grande, Los Ñocos, Arroyo Palma, la Agüita, Tatón y el Municipio de San José de Ocoa han sido visitados por los miembros de esta fundación y han entregado desde sillas de ruedas a discapacitados, hasta televisores, computadores, radios, zapatos, alimentos, camas medicamentos, muletas y varias compras de comida.
HOMBRE DE FAMILIA
Dijo que sus padres, Rafael Báez y Milady Pereyra (cariñosamente Doña Pilo) ya están muy mayores, pero que cree que la formación familiar que tiene la recibió de ellos. “Para mí, la familia lo es todo”, expresó.
Vive junto a su esposa Laura M. Báez con quien procreó dos hijas, Leslie Báez graduada en la Universidad Rutger de Newark en Artes y ciencias y Elizabeth Báez, quien hace poco recibió su titulación en Mercadeo.
¿Cómo te describes?
“Me describo como luchador, emprendedor, muy positivo; que siempre ve hacia adelante”, dijo. Narró que su madre representa para él un modelo a seguir, porque ella siempre ha querido saber y ha estado atenta a conocer sobre todas las actividades que realizan sus hijos y colabora con ellas.
“Cuando mires los ojos de un niño y no los veas sonreír, te propongo que te detengas un momento y pienses: ¿qué puedo hacer por él? Yo trato de regalarle una sonrisa para sonreír, y unos sueños para compartir, más de mil deseos para construir un mundo mejor, un mundo de amor y que suenen ya canciones en su corazón. Quiero verles sonreír y ver la luz de su mirada, quiero ver en sus ojos brillar el sol de cada mañana. Porque la sonrisa de un niño, es lo mejor que la vida te puede regalar, constrúyele un mundo lleno de felicidad.” Expresó Johnny Báez.

Comments are closed.