Félix Estrella: la otra cara de la moneda

Posted by

Por Nobel Mejía

Lo prometido es deuda y debe saldarse, en el artículo anterior (Pedro Alegría: visto bajo la lupa, el efecto balanza) concluimos con el pendiente de analizar la “interesante” participación del ex gobernador Félix Estrella en la carrera que persigue la candidatura a la senaduría de la provincia San José de Ocoa. Recordando que allí dije la cosa es “con vigor”, entiéndase con fuerza y muy buena proyección.

Sin lugar a dudas, Bernabé Félix Estrella Ovalles es la segunda amenaza contra la candidatura del actual senador Pedro José Alegría Soto. Ya dijimos que la primera amenaza es el posible retorno del ex senador Carlos Castillo. Ahora bien, no se sorprenda si Estrella se convierte en esa primera, el perfecto clavito en el zapato. Digo eso porque la posible presentación de Castillo está llena de lagunas, con una posición partidaria incomoda, aun en medio de la euforia manifestada en la redes sociales ante el asomo o pretención de este.

Dos cosas engalanan la exposición de Félix Estrella: su gestión al frente de la gobernación es valorada como positiva, entre buena y excelente. Demostró una alta capacidad de gestión y resolución de problemas, manteniendo relaciones estrechas con fichas claves de la cúpula del danilismo. Lo segundo es el marketing de su figura, donde la gente que lo asesora y vende su figura en los medios de comunicación está haciendo un trabajo “ganador” o profesional. Estrella tiene relaciones excelentes con los comunicadores y medios de San José de Ocoa, al menos con los principales o de mayor incidencia.

La única barrera que Félix Estrella debe saltar con dificultad extrema es totalmente política y con matices económicos, eso así porque descansa en una posible decisión, coyuntura o señal directa o tras bambalinas. Pedro Alegría tiene mucho billete y relaciones palaciegas de sobra, incluyendo una especie de compadrazgo y hermandad de muchos años con el presidente Danilo Medina. Tanto así que, según se dice y quedó establecido, el danilismo y parte clave “comprada” del leonelismo lo llevó a la senaduría, desechando al candidato oficial Carlos Castillo.

Una posible candidatura de Félix Estrella, al igual que la de otros, va a depender de lo que suceda a nivel macro en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Por muy visible que sea la reelección danilista, nadie puede asegurar lo que pasará en esa organización política. Las masas susurran cosas pero en alta política se maneja un lenguaje que no necesariamente baja a ese nivel. Desde luego, sea que vaya o no, Danilo reclamará una buena parte del pastel para los suyos. De hecho, hago apuesta que, si el hombre decide no presentarse, la parte bajo reclamo será mayor porque necesitará mantener el balance y los controles de lugar en un gobierno bajo las riendas de otro, sea de su propio sector o del leonelismo.

Danilo Medina rotará fichas utilizando todo el poder palaciego, moviendo cielo y tierra. Es difícil saber si Félix Estrella está en el radio de acción o la parábola del presidente. El momentum clave y las coyunturas de lugar serán determinadas con el tiempo. Nadie sabe con exactitud si la cosa viene por el dedo o bajo sometimiento en primarias. Si bien le parece y conviene, Medina puede traer al cónsul Carlos Castillo o apostar a otra gestión pedrista bajo apoyo abierto o tras bambalinas. La cosa puede ser difícil para Estrella si el asunto se decide al dedo y tomando en consideración el bolsillo. En primarias también debe sortear obstáculos, sobre todo dependiendo de cuales gallos danilistas y leonelistas sean soltados.

Si Estrella resulta ser el candidato tiene la tarea titánica de detronar al cacique Pedro Alegría y eso no es un maíz, mucho menos un fly al catcher. Alegría goza de una alta popularidad y demostró ser un fenómeno político nunca visto en nuestra provincia. Ahora bien, si por alguna razón Pedro se retira, la probalidad de ganancia es sumamente alta para Félix. Digo eso último porque se comenta en algunos patios la posibilidad de que, si Estrella resulta candidato, Alegría le apoye. Una decisión de tal naturaleza no la olfateo o veo en mi radar pero, si ocurre, la consideraríamos como un gesto de agradecimiento ante el apoyo que los estrellistas y danilistas le dieron en su momento.

Otro aspecto a considerar es que, según se dice, los leonelistas lo están esperando en “la curvita de la paraguay”, sobre todo por aquello de la traición tras bambalinas. En un enfrentamiento Félix-Pedro, el señor Estrella Ovalles debe articular una estrategia inteligente para enamorar y conquistar al sector leonino ya que es muy posible que estos le paguen con la misma moneda, entiéndase apoyando al actual senador.

Una cosa es segura, Félix Estrella se está moviendo y lo hace muy bien, comiendo por abajito y ganando terreno poco a poco. La publicidad está bien pensada, incluyendo los matices subliminales, y tiene pesos pesados de la comunicación a su favor. Tengo entendido que Estrella goza de amplio respaldo y popularidad en los campos de Ocoa, sobre todo en las olvidadas zonas remotas y apartadas de la provincia. El hombre es carismático, de buen trato y fácil de abordar.

Ciertas o no, en la calle se dicen “cosas” de Félix Estrella y, por ende, debe estar preparado psicológicamente, utilizando la inteligencia emocional para evitar fracasos. Cuestionamientos que nadie se ha atrevido gritar a todo pulmón, quizas por no poseer pruebas o elementos de juicio. Si Félix concluye siendo el candidato, es casi seguro vienen ataques en esa dirección. 

Si las cosas siguen como van, con el paso de los días y cuando vengas las “verdaderas encuestas”, Estrella puede dar el susto. Las otras posibles caras están muy tímidas y se mueven poco o nada. Según parece, a Carlos Castillo se le está haciendo tarde para ablandar habichuelas. Harina de otro costal que pretendemos analizar en el próximo artículo.

Comments are closed.