Entre el corazón y la mente

Entre el corazón y la mente

Posted by

Cuantas veces nos hemos forjado un ideal, imaginando a aquel que un día llegue para llenarnos la vida de amor y de recuerdos maravillosos. Sin embargo, a la hora de la verdad, no logramos unir en afinidad los ojos y el corazón.

Al principio, el corazón tiene más voz que la mente: El corazón suele empeñarse en amar, entregándose de manera plena a quien no nos corresponde de la manera en que quisiéramos. Y siendo así, llega el momento en que con la falta del cumplimiento de nuestros más profundos anhelos acabamos cayendo lentamente en agonía por no sentirnos a gusto.

Cuando esto sucede, la mente poco a poco va ganando al corazón y llevándonos a darnos cuenta del error tan grande que cometimos al no hacer caso inicialmente a nuestra intuición y pensamiento.

Con el tiempo escuchamos más a nuestra mente: Una vez nos damos cuenta de que debimos haber escuchado un poco menos a nuestro corazón y un poco más a nuestra mente, dejamos de sentirnos a gusto en la relación en que estamos, se nos va la paz, y se esfuma la sensación de sentirnos arropadas y cuidadas.

Sufrimos cuando por fin nos damos cuenta de que nuestro príncipe azul no es tan azul como habíamos creído. Se rompe la imagen que teníamos de él, y con ello, se rompe también la imagen del mundo que teníamos. Todo cambia, nada nos parece igual, todas nuestras ilusiones y esperanzas se rompen.

Comments are closed.