El Fideicomiso en República Dominicana

Posted by

Por Luis F. Subero S.

El Fideicomiso es el acto mediante el cual una o varias personas, llamadas Fideicomitentes, transfieren  derecho de propiedad u otros derechos reales o personales a una o varias personas jurídicas, llamados Fiduciarios, para la constitución de un patrimonio separado, llamado Patrimonio Fideicomitido, cuya administración o disposición será ejercida por los Fiduciarios, siguiendo las instrucciones del Fideicomitente, en favor de una o varias personas, llamadas  Fideicomisarios o beneficiarios, con la obligación de restituirlos a la extinción del fideicomiso  a la persona designada en el acto constitutivo del Fideicomiso.

El término Fideicomiso viene de  Fidei-Commissum (Fides: fé, confianza; y Commissum: Comisión, encargo).  En la legislación anglosajona la figura, aunque con ciertas variaciones al fideicomiso como se conoce actualmente, se llama Trust, que en su traducción al español significa “Confianza”.

En República Dominicana, la figura del Fideicomiso llegó con años de retraso en relación a otros países latinoamericanos. Panamá fue el primer país de la región en tener incorporado a su legislación esta novedosa figura (1925 y 1941), México (1932), Puerto Rico (1928),  Venezuela en el año 1956, Panamá en 1984,  Argentina en 1995, Perú en 1996. En nuestro país llega en el año 2011 con la promulgación de la ley No. 189- 11.

Aunque la citada ley incluye el Fidecomiso dentro del Desarrollo del Mercado Hipotecario, lo cierto es que el Fideicomiso no es exclusivo de este ámbito. Existen fideicomisos de planificación sucesoral, fideicomisos culturales, filantrópicos y educativos; fideicomisos de inversión,  fideicomisos de inversión inmobiliaria y desarrollo inmobiliario, fideicomisos de oferta pública y de valores de productos y fideicomisos en garantía.

El Fideicomiso de Planificación Sucesoral constituye un excelente instrumento para evitar las desagradables peleas familiares por la partición del patrimonio cuando fallece su titular.  En este caso, el fideicomitente transfiere todo su patrimonio a una sociedad fiduciaria, con instrucción de cómo se hará la partición entre sus herederos al momento de su muerte, siempre respetando la reserva legal hereditaria.

Los fideicomisos culturales, filantrópicos y educativos, pueden constituir un alivio económico y administrativo para personas o instituciones con colecciones de arte por la cual tienen que pagar impuestos sobre activos y gastar dinero en mantenimiento y conservación de las obras de arte; además de compartir con el público  un patrimonio de importancia cultural.  

Los fideicomisos en garantía han venido a ampliar las garantías admisibles por las entidades de intermediación financiera, con lo que se han beneficiado los clientes de los bancos, en especial los clientes corporativos. Este tipo de garantía fue incluida en el Reglamento de Evaluación de Activos (REA) aprobado por la Junta Monetaria.

Los fideicomisos para el desarrollo inmobiliario son los que, hasta ahora, han sido más utilizados en el país.  En las principales ciudades  surgen proyectos inmobiliarios desarrollados bajo el régimen del fideicomiso.  Fidecomisos privados y mixtos,  con participación del Estado y de la empresa privada, están desarrollando proyectos valorados en miles de millones de pesos, muchos de ellos destinados a viviendas de bajo costo. 

Por qué incurrir en un fideicomiso? Por múltiples razones: por ausencia (por encontrarse lejos de la ubicación geográfica del Negocio); por indisposición (por cansancio, vejez, enfermedad); por desconocimiento técnico o para mejorar la gestión,  apoyo administrativo, aspectos jurídicos (el patrimonio fideicomitido goza de inembargabilidad).

Qué beneficio obtiene el Fideicomitente que decide transferir un patrimonio a una sociedad fiduciaria? Beneficios administrativos, de gestión, económicos y legales. Reduce sus costos, carga operativa y administrativa, protege su patrimonio al quedar revestido de una inembargabilidad, no afecta su límite de crédito, ya que los créditos o préstamos que tome el Fideicomiso son deudas de éste y no del Fideicomitente, entre otros.

El fideicomiso se formaliza mediante un contrato que puede revestir la forma de un acto auténtico ante Notario o un acto bajo firma privada legalizado por Notario. El fideicomiso es irrevocable y no podrá ser objeto de modificaciones, salvo que se establezca expresamente lo contrario en el acto constitutivo. Dicho acto debe contener todas las condiciones que regirán al mismo, tales como: identificar los bienes fideicomitidos, finalidad del fideicomiso, remuneración del fiduciario,  designación de los fideicomisarios, rendición de cuentas del fiduciario, duración del contrato, sustitución del fiduciario,extición del fideicomiso, liquidación del patrimonio fideicomitido, etc.

Veamos algunos ejemplos de fideicomisos.

Fideicomiso RD VIAL.

Es el primer fideicomiso público creado por el Estado Dominicano el 18 de octubre de 2013.  Mediante este fideicomiso, el Estado, representado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones,  transfirió al fideicomiso administrado por Fiduciaria Reservas, S.A., los cobros de las estaciones de peaje de las principales carreteras del país. El fideicomiso RDVIAL se nutre económicamente de manera principal, de los fondos que son recaudados diariamente en las estaciones de peaje que opera.  RD VIAL se crea con el objeto de asegurar el adecuado funcionamiento de la red vial principal de la República Dominicana, así como para la ejecución de las actuaciones y obras necesarias para la ampliación, rehabilitación, conservación y/o mantenimiento de dicha red vial.

Otra de las finalidades de RD VIAL es supervisar el buen y correcto funcionamiento de las estaciones de peajes, proveer a los usuarios de asistencia y seguridad vial de alta calidad.

Desde sus inicios, el Fideicomiso ha invertido más de veintiocho mil millones de pesos en inversiones para adecuar, modernizar y ampliar nuestras estructuras viales.

Lo único que podría criticarse del citado Fideicomiso, es que para hacer las inversiones que hasta ahora ha realizado,  ha  recurrido a una colocación de bonos corporativos, por lo que actualmente una buena parte de lo que se recauda en las estaciones de peaje se utiliza para pagar a los inversionistas que adquirieron dichos bonos.

Fideicomiso VBC-RD.  Este es un fideicomiso para el desarrollo de viviendas de bajo costo en el que participa el Estado y la empresa privada.  Es el proyecto Ciudad Juan Bosch.  El Estado constituyó el Fideicomiso Matriz, aportando los terrenos en los que se levanta el proyecto. Además construye las estructuras tales como vías de acceso, hospitales, escuelas, guarderías, sistema de tratamiento de aguas, etc.  El Fideicomiso Matriz es el responsable  de subdividir el terreno en lotes y proceder a su adjudicación entre los constructores que muestren su interés en participar.  El Constructor que resulte adjudicatario de un lote, deberá a su vez constituir un Fideicomiso Vinculado, al cual se transferirá el lote.  El  Fideicomiso Vinculado es responsable de la venta, recepción de los pagos de los adquirientes, así como gestionar los financiamientos necesarios para la construcción de las unidades habitacionales, someter el inmueble a división en condominio y obviamente, de pagar al Fideicomiso Matriz el precio del terreno del lote que se le adjudicó.  El constructor, pues, se dedica a construir y descansa toda la parte administrativa y de gestión en el Fideicomiso.

Gracias a este esquema, actualmente se han edificado más de 5,000 apartamentos cuyos precios de venta oscilan entre RD$980,000.00 y RD$2,080,000.00-

Fideicomiso de Oferta Pública de Valores Accionario Rica. La Pasteurizadora Rica, S.A. ha constituido este Fideicomiso aportando al mismo un paquete de sus acciones, equivalentes al 40% del total de su capital, como patrimonio fideicomitido.  El Fideicomiso ha emitido una emisión de títulos valores por hasta RD$8,000 millones de pesos y a una vigencia de 30 años.  Estos bonos se podrán adquirir a través de la bolsa de valores.  Quienes decidan invertir en dichos títulos no se convierten en accionistas de Pasteurizadora Rica, pero indirectamente su inversión equivaldrá a una porción del capital de la sociedad, dependiendo del tamaño de la inversión realizada.  La inversión tiene como subyacente acciones de la sociedad.

A los inversionistas en el fideicomiso, se les asegura una rentabilidad mayor que la que pudieran obtener en una entidad de intermediación financiera a través de los instrumentos que éstas ofrecen a sus clientes.  Para Rica, si el Fideicomiso logra colocar la emisión completa de los RD$8,000 Millones, representaría un financiamiento a 30 años, que pagará con los mismos rendimientos que pagaría a sus accionistas, reduciendo así de forma  extraordinaria los costos que le representaría un financiamiento de tal envergadura.

Y así, a diario, nuevos  proyectos se inician en toda la geografía nacional bajo el esquema fiduciario.  Muy probablemente esta sea la vía que el Estado elegirá para el desarrollo del polo turístico de Pedernales, que incluiría los terrenos adyacentes a Bahía de las Aguilas.

El Fideicomiso, por su adaptabilidad, flexibilidad y ventajas que ofrece, es la mejor opción para el desarrollo de proyectos inmobiliarios, turísticos, industriales, mineros y similares de gran envergadura.  Ya sus frutos se están viendo.

Comments are closed.