Diferencia entre la Virgen de La Altagracia y Las Mercedes

Posted by

SANTO DOMINGO.- Una es la Protectora del pueblo dominicano, mientras que otra es la Patrona; las dos son exaltadas en nuestra cultura y a ambas se les dedica un día del año, que es feriado. Pero, ¿sabemos cuál es realmente la diferencia entre La Altagracia y Las Mercedes?

Para empezar, monseñor Pablo Cedano explica que ambas son dos advocaciones distintas de la misma Virgen María, “es como que tu familia te diga varios apodos de cariño”, ejemplifica.

La diferencia principal entre ambas radica en la manera en que se originaron y la inclinación que poseen, así, mientras Las Mercedes siente debilidad por los desprotegidos, La Altagracia hace las veces de madre que acompaña a sus hijos.

De acuerdo con monseñor Cedano, el título de Las Mercedes surgió porque en tiempos de las invasiones a Europa los cristianos eran apresados y vendidos como esclavos; San Pedro Nolasco, un rico comerciante, dedicó sus bienes a la redención de cautivos y cuenta la leyenda que la Virgen se le apareció y le afirmó que a Dios le agrada lo que  estaba haciendo.

“A partir de ahí, por la obra que hacía San Pedro Nolasco, se le conoció a la Virgen como Las Mercedes, porque es la que hace merced, que hace bien, que protege y defiende a los hijos de Dios”, expresa Monseñor.

Una virgen muy dominicana
Por otro lado está La Altagracia, Protectora de los dominicanos. Para Cedano, este es un nombre muy significativo, ya que quiere decir que María, al ser la madre de Dios, alcanzó la más alta de las gracias.

Se distingue porque tiene vocación de madre, y hace su papel de progenitora abnegada que cuida de sus vástagos.

El prelado aclara que no existe rivalidad entre estas dos advocaciones, ni ninguna de las miles que posee la Virgen, sin embargo, sostiene que cuando se requiere consuelo y acompañamiento, La Altagracia hace su función; mientras que en los momentos de injusticia y opresión, Las Mercedes es la ideal para interceder.

Incluso en las imágenes de ambas existe diferencia, siendo La Altagracia, con sus colores blanco, azul y rojo, la que más se identifica con la patria dominicana, “es un cuadro religioso y patriótico al mismo tiempo”, dice Cedano.

Ambas en el corazón de los dominicanos
Lo cierto es que La Altagracia se instituyó como Protectora y Las Mercedes como Patrona de los dominicanos; ambas por disposición del Estado y con apoyo de la Iglesia.

Monseñor Pablo Cedano, quien nació en Higüey, fue rector de la Basílica y párroco del antiguo Santuario de La Altagracia, es testigo de la fe con que la gente acude allí, especialmente desde el Cibao, e incluso de otros países.

Dice que es sorprendente cómo llegan los devotos desde la víspera de la festividad y hacen fila por cuatro y cinco horas para arrodillarse ante el cuadro de la Virgen.

Por su parte, el Santo Cerro también convoca mucha gente ante los pies de Las Mercedes, aunque posee la limitación del espacio. “Los dos santuarios son bendiciones de Dios y cada uno tiene su peculiaridad”, declara.

Aunque, estima que es un hecho clarísimo que por su majestuosidad y la cantidad de personas que la visitan, la Basílica de Higüey es el principal monumento del Este y un importante atrayente para turistas.

Comments are closed.