Bodeguero asesinado en New York era de Sabana Larga

Bodeguero asesinado en New York era de Sabana Larga

Posted by

NUEVA YORK.- Una recompensa de cinco mil dólares está siendo ofrecida por información que conduzca a la captura del atracador que asesinó de un balazo en el estómago al bodeguero ocoeño Rafael Pujols en Brooklyn, el domingo, pasado.

La recompensa fue anunciada por el activista Fernando Mateo, junto a familiares de la víctima, quienes reiteraron su pedido a la policía para que capture a la brevedad al sospechoso.

Las autoridades revelaron dos nuevos videos, en un intento para agilizar la detención del asesino. Rafael Pujol era oriundo del municipio de Sabana Larga, en la provincia de San José de Ocoa

Los investigadores han divulgado un video de la cámara de seguridad y fotos del sospechoso de la raza negra y quien se cree es “patizambo”, que aparece esgrimiendo una pistola plateada, frente al mostrador de la bodega “Las Vegas Deli Grocery”, donde perpetró el atraco, matando a Pujols, padre de tres hijos.

Las autoridades, están pidiendo la colaboración de la comunidad para ubicar al atracador y dar con su captura.

Decenas de volantes, han sido desplegados en puntos estratégicos del vecindario Bedford Stuyvesant de Brooklyn, donde está situado el negocio.

Familiares de Pujols, que están pidiendo a los investigadores acelerar la captura del atracador matón, dijeron que la muerte del dominicano “fue una marca del destino”, porque no le tocaba trabajar ese día.

La víctima, de 49 años de edad, expiró en el hospital Universitario Brookdale, mortalmente herido, siendo declarado muerto en el nosocomio.

La policía ha divulgado un video de la cámara de seguridad interior de la bodega, en la que el atracador de la raza negra, aparece pistola en mano, en el momento de cometer el atraco.

Familiares de Pujols, entre ellos su hermano Angel Pujols de 49 años de edad, dijeron que su muerte, se debió a “un giro del destino”, porque no le tocaba trabajar el día del atraco.

La víctima, dejó a tres hijos en la orfandad y fue descrito como un hombre trabajador, padre cariñoso y buen marido.

La bodega está situada en la esquina de la avenida Howard en el vecindario Bedford Stuyvesant de Brooklyn.

La viuda del bodeguero asesinado, Selenia Pujols, dijo que su esposo, “se llevó una gran parte de nosotros. Todos estamos lastimados, en este momento tan malo”.

La pareja, se había casado hace 10 años.

“Era un buen padre y esposo, ese hombre no tuvo corazón para hacer lo que hizo. Mató a un hombre de bien”, añadió la viuda entre sollozos.

Sus hijos, Jairo, Kelvin y Alexander Pujols, también deploraron el asesinato del padre y pidieron que la policía agilice la búsqueda del asesino para que se haga justicia a brevedad.

Guillermo, otro hermano de la víctima, dijo que otro de los empleados de la bodega, se enfermó y no pudo ir a trabajar, por lo que Rafael, lo sustituyó en el turno.

“Si eso no hubiera pasado, él estaría vivo ahora”, señaló Guillermo de 54 años de edad.

El sospechoso es descrito por las autoridades, de 6 pies de estatura, 275 libras de peso, camina cojeando, por lo que al parecer es “patizambo”.

La policía ha desatado una intensa cacería para dar con su captura.

Sus familiares preparan el velatorio en una funeraria de Brooklyn y se adelantó extraoficialmente que el cadáver sería repatriado a la República Dominicana donde será sepultado en los próximos días.

LA FAMILIA

“Era un tipo tan maravilloso”, dijo Daysa Bencosme, sobrina de Pujols.

Bencosme dijo que toda su familia está devastada por la pérdida repentina.

“Era realmente la vida de la familia, el que siempre hizo planes para la familia, para reunirse, salir a los parques y disfrutar de nuestro tiempo como una familia”, dijo.

Pujols tuvo una esposa y tres hijos mayores de 13 años. La policía dice que murió tras recibir un disparo en el estómago por el hombre visto a la izquierda. Los investigadores creen que el sospechoso de 6 pies y 275 libras, exigió dinero a punta de pistola a Pujols en la bodega situada en la avenida Howard, luego abrió fuego y huyó sin un centavo.

Selenia Pujols, su esposa por 10 años, se enteró después de lo que ocurrió la noche del domingo.

La familia quiere que el sospechoso se entregarse.

Comments are closed.