Azul ya no puede soñar

Azul ya no puede soñar

Posted by

Por: Odonnell Casado

En el 2011 hice está fotografía para mi blog en el que escribía resaltando siempre las cosas positivas de Ocoa.

Esta niña de 10 años que se graduaba de un curso de modelaje, llena de ilusiones y ganas de desarrollarse para un futuro fructífero en la que hay que luchar contra una sociedad convulsa, falta de oportunidades y apatía de quienes deben dirigir a todos niveles el país.

Los niños y adolescentes están creciendo sin que se les ofrezca seguridad y sin importarles a quienes nos dirigen, que todo lo resuelven con un “hago lo que está a mi alcance”, pero que no aplican políticas que aseguren un ambiente en el que puedan seguir patrones correctos.

Se dice que hemos perdido La capacidad de asombro con las muertes horrorosas, pero no es así, pues tenemos una sociedad aterrada y triste, que de manera oculta sufre al enterarse de hechos que consternan al corazón más duro. Los medios de comunicación por falta de preparación, la búsqueda de “LIKES” y seguidores han sido ignorantemente cómplices del morbo y el incentivo a lo incorrecto; cuando hay muertes, arrestos de ocoeños en cualquier parte del mundo, hacen 4 y 5 noticias de ello, mientras que un ocoeño triunfa en cualquier lugar, si acaso hacen 1 noticia.

Me llena de tristeza que la niña de la foto que tomé hace 7 años resaltando su pequeño y significativo logro en una noche de emociones y sueños, ya hoy no puede soñar por un imprudente disparo que le troncha su vida a los 17 años; ella es Azul Maribel Soto, que su muerte debe llenar de reflexión profunda a las autoridades y hacerse una revisión para saber si están haciendo lo que VERDADERAMENTE se necesita para que la sociedad que confió en muchos de ellos, no se nos vaya de las manos y pueda tener la esperanza de vivir hasta un final al llamado de Dios. Sin dudas hay un deterioro de todos los sectores sociales, pero el conformismo, la falta de atención y controles están ganando la batalla.

Tomemos un minuto de silencio por todas las víctimas de Ocoa y reflexionemos si eso es lo que queremos o vamos a dejar de pensar en individualismo, sin que nos importen los demás y seguir llorando nuestros jóvenes.

Comments are closed.